El avatar de Twitter

   Bueno, esto será una mini entrada, porque en realidad iba a ser un tweet, pero necesitaba más de 140 caracteres.
   Y es que me llama la atención la importancia que le damos al avatar de Twitter. La verdad que eso y la bio es lo único que podemos conocer, a priori, de una persona, así que, bien pensado, es normal que sea algo bastante reseñable, ¡pero no me imaginé que tanto!
   No sabría decir cual fue mi primer avatar, se pierde en la bruma de los tiempos (joer, es que cuatro meses son muchos para que me acuerde de eso, jajajaja). 
   Con el que me conoció casi todo el mundo fue con este, con mi querida y robada Pentax. Y mi querido y perdido anillo del dedo, aunque no lo vea más que yo, jajaja. Bueno, lo que digo es que, con este avatar, me convertí en fotera. Obviamente me gusta la fotografía, me encanta, pero no sé nada de foto. Claro que si pongo esta imagen, normal que uno se crea que estoy todo el día disparando por ahí. Ains, ¡qué más quisiera!

   Un día llegó @cosechadel66 con su juego de cambiarnos por actores de cine de pelis clásicas. Como mi querido @Javier_Hdez siempre me dice (decía, snif) princesa, me puse a Sissí Emperatriz, pero cuando el juego acabó, decidí aprovechar para cambiar mi look.
   Y el nuevo look fue este otro, con el que pasé a ser una chica simpática, sonriente, de #wenrolling y agradable. Cosas que, como en el caso anterior, soy, ¿¡quién osa dudar!? (jajajaja), pero como que yo tampoco me veo tan ultramegasúpermajísima como parecía percibirse. Eso sí, ¡molaba un huevo!, muchos tweets eran sobre mi sonrisa. Oh, que momentos más bonitos. Y que engañaos que los tenía a mis queridos followers, jajajajaa (PD: un besito pa ustedes, claro).

   Y ahora, tras otro juego (#avatarburton, pero parece que no cuajó mucho), me puse… Cha chan, cha chaaaaaaaaan… El que mejor me define, yo creo. De los que he tenido, creo que me voy a quedar una buena temporada con él, porque como estoy fatal de lo mío, ¿qué mejor que plasmarlo en una de las partes que mira más un tweep? Con ustedes, mi nuevo avatar:
    Ahora me falta por comprobar, porque la verdad es que no me suelo fijar, si a mí también el avatar de alguien me dice tanto de la persona/personalidad que hay detrás.
Posted in Sin categoría