Tutora por un día

Fecha: principios del cuatrimestre (mediados de febrero de 2010).
Lugar: tutoría de Ordenación Territorial, Las Rozas, Madrid.
Hechos relevantes: Luis Miguel, tutor de OT, diciendo «yo todos los años lo ofrezco, pero nunca hay voluntarios. Si alguien quiere dar una clase sobre el tema 7 de Evaluación de Impacto Ambiental, lo hablamos y dejamos una tutoría al final del cuatrimestre para que dé la clase». Lucía, alumna metomentó, se escucha diciendo «no prometo nada, pero me gustaría».
Tres meses después…
Le mando un mail a Luis Miguel, a ver si estoy a tiempo de dar todavía la tutoría. Me contesta diciendo que quedaban dos clases nada más, que lo plantearía a los compañeros, a ver si en la última clase les parecía bien que diera yo la tutoría del tema ese que a él no le da nunca tiempo. Le digo que no, que mejor la última tutoría usarla para resolver dudas y ese tipo de cosas. No obtengo respuesta. Me quedo tranquila, centrándome en otras cosas.
Hoy, jueves 06/05/2010. Voy a tutoría de OT. Entro al aula, la gente gira las cabezas como siempre que entra alguien que llega tarde (no puedo llegar antes, curro hasta la misma hora que empieza la clase). Según voy saludando con un gesto a los que conozco, escucho que Luis Miguel decía «justamente, hablando de Lucía»… ¿Perdón? ¿Hablando de Lucía? ¿Hablaban de ? Sí, hablaban de la loca que se había ofrecido a dar la tutoría de EIA. Me siento, digo que mejor no, que la última tutoría (la del jueves que viene) vamos a usarla para dudas. Luis Miguel me dice que como yo quiera y yo sigo erre que erre con que no preparé nada pensando que ya no la daría y que las dudas de cara al examen de dentro de tres semanas era más útil y… y… y se escucha a un compañero «no, que dé ella la clase». WTF? Lo secundan unas cuantas voces (yo creo que divertidas por la cara de «Ouch, ¿quién me mandará a abrir la boca?» que habré puesto en ese momento).
Total, que este fin de semana me voy a Granada a las Jornadas Académicas y Profesionales que se celebrarán allá, durante la semana tengo que terminar de resumir el temario de dos asignaturas y ¡preparar una clase de una hora y media sobre un tema que conozco solo por un libro!
Ay, ¿quién me mandará a abrir la boca?