Notable

Increíble pero real.
El viernes de la primera semana de exámenes, hice el de entomología. Salí sabiendo que había suspendido y que me la tendría que preparar para septiembre. Después del examen de diversidad (el lunes de esa misma semana), no había tenido fuerza para seguir aprendiendo nombre de bichos, saturada ya, así que no me sorprendió salir del aula esperando un suspenso.
Sí me sorprendió cuando, una semana después, veo en la secretaría virtual que me había puesto un 6,6 en el examen!!! Wow, menudo alegrón. No lo podía creer. Todavía me faltaba entregar la parte práctica (20% de la nota final), pero había aprobado entomología!!!
Una vez entregado el trabajo (puntuado con un 9,2 muy bonito), se me quedó la nota en un muy digno 7,1! El primer examen cuyo resultado conozco cumplió mis expectativas de subir mi media (que anda por el seis y pico, si mal no recuerdo). A ver si puedo terminar el año con una media de 7, que es lo que me propuse a principio de curso (claro que, en esos momentos, una no es muy realista, siempre apunta más alto de lo que llega a conseguir, pero vamos a ver si lo logro).