Ale en Malasia

Sí, sí, como leen, Ale en Malasia. ¿Y qué pinta Ale tan lejísimos? Bueno, ya llevaba tiempo la cosa rondando, desde el verano, pero hasta dos semanas antes de la navidad, no explotó. Después de muchos miedos, ánimos y lloros, finalmente se fue el 13 de diciembre para Kuala Lumpur. Se quedó sólo unos días (volvió el 21), pero ya el 2.1 se fue otra vez, en esta ocasión, para dos meses (en principio, como dicen los cachondos de Coritel).
A mí me gustaría mucho ir, no sólo por ver ese país, que, según las fotos que manda el gaditano, es precioso, sino también para estar con él, que a veces se siente un poco solo. ¡Ánimo, gaditano, que seguro que cuando te toque volver, no vas a querer hacerlo!
Posted in Sin categoría