Nevada, perros… y perras!

Estas son de la última gran nevada (que yo recuerde) que cayó en Guadarrama estando yo viviendo todavía allá.

Estaba todo blanco blanquísimo, así que bajamos con mi mamá y Stan a pasear un rato.

Los árboles estaban todos cubiertos…


Y Stan, ni te cuento!!!
Yo no podía ser menos, así que también estaba llena de nieve por todas partes.

La guacha no podía dejar pasar la oportunidad de tirarme una bola de nieve, ¿no?

Pero yo le tiré muchas más, jejejejeje.


¿Por qué siempre huye de mi??? Si yo soy buena con él!!!